10 de julio de 2013

LONDRES

Ver bandera de de

Hablar de Londres es hablar sobretodo de cultura, cuna del Punk y del Britpop, dónde han salido grandes genios como Sex Pistols, The Clash, The Smiths o Depeche Mode, entre otros.

Pero si de algo puede presumir Londres es de ser un país cosmopolita, multirracial, tolerante, abierta y moderna, dónde cada uno va a su rollo sin molestar a nadie.

Londres es una ciudad que nunca duerme, vibrante y que se respira mucho ambiente allí dónde vayas, y personalmente es la ciudad más interesante de toda Europa, dónde después de varias visitas, nunca deja de sorprenderme.


FICHA TÉCNICA DEL VIAJE

FECHA: Junio 2.013 (11ª visita)

DÍAS: 3

DOCUMENTACIÓN NECESARIA

DNI

Pasaporte con mínimo 6 meses de validez, aunque para ciudadanos de la Unión Europea no hace falta.

OTROS DATOS DE INTERÉS

IDIOMA: Se habla el inglés.

MONEDA: La moneda es La Libra Esterlina, más conocida como Pound. 1 Libra = 0,84 €. 

TARJETAS: Se acepta el pago con tarjetas en cualquier lugar. No hay problemas para sacar dinero en cajeros automáticos.

GUIA DE VIAJE: Como siempre será la Lonely Planet, en éste caso la de Londres.

TELEFONO: Hay cobertura de teléfono en todo el pais, pero conviene tener contratado el roaming. Lo mejor para llamadas cortas es llamar desde tu propio teléfono móvil.

INTERNET: Prácticamente en cualquier lugar hay ciber-cafés para conectarse y en la mayoría de alojamientos disponen de wifi gratuito.

SEGURIDAD: País 100% seguro, aunque siempre hay que ir con precaución y con sentido común.

VACUNAS: No hay ninguna vacuna obligatoria.

ELECTRICIDAD: El voltaje es de 220 V y hace falta adaptador para los enchufes de 3 clavijas planas.

DIFERENCIA HORARIA: Es -1 hora respecto a España.

RELIGIÓN: Mayoritariamente cristianos.

PRESUPUESTO DEL VIAJE

DESGLOSE DEL PRESUPUESTO                                                IMPORTE

VUELO BCN - LONDRES CON Easy Jet                                                         86,00 €

ALOJAMIENTO                                                                                   185,00 €

TICKETS                                                                                                                            45,00 €

OTROS (COMIDAS, COMPRAS, GASTOS PERSONALES,..)                              175,00 €

Total Presupuesto por Persona                                                 491,00 €

EL ITINERARIO DEL VIAJE



TRANSPORTE

 

ALOJAMIENTO



























Enrico Guesthouse: Después de mucho buscar y llegar a la desesperante conclusión de que el alojamiento en Londres es muy caro sea lo zona que sea, tuve que resignarme y alojarme en la zona menos cara de la ciudad, en Victoria, lleno de alojamiento de mochileros y dónde me dejé llevar por las buenas críticas de este B&B. El lugar es normalito y sencillo aunque céntrico, situado a 10 minutos caminando de la céntrica estación de Victoria y a 10 minutos de la zona de Westminster.

Aunque las habitaciones son normalitas y los baños son compartidos, lo que más puedo destacar es la atención de su empleada Micaela, una chica rumana que habla español y que te hace sentir agusto en todo momento y en la que trata de ayudarte en todo lo que puede.

Reservé a través de la página web de Booking y la estancia ha sido normal. Habitación demasiado pequeña, baño compartido y limpieza de las habitaciones nulas en los 3 días que me he alojado, pero parece la tónica de cualquier B&B de Londres.

Mi estancia de 3 noches me costó al cambio 185 € en total, impuestos incluídos, desayuno sencillo y se puede pagar con tarjeta de crédito, dónde aplican comisión. Recomendable sin más.

LO MEJOR DEL VIAJE

* Sin duda, su ambiente juvenil y toda la historia de la ciudad en sí. Es una ciudad vibrante, llena de monumentos interesantes y en cada rincón se respira mucho ambiente.

* La cercanía de los monumentos históricos con el transporte público, eso hace que uno pueda recorrer los puntos más importantes de la ciudad prácticamente en metro, aunque eso no evita que acabes destrozado de tanto andar.

* Que todo lo que es cultura en la ciudad, sobretodo los museos, sean gratuitos y pocas ciudades en el mundo pueden presumir de ello.

* La calidez y educación de los ingleses, siempre dispuestos a ayudarte en cualquier momento.

* Visitar cualquier pub hasta altas horas de la noche, dónde el ambiente, las buenas cervezas y la buena música en directo está asegurado.

LO PEOR DEL VIAJE

* Los cambios de tiempo en pleno día, dónde se dice que en un mismo día se te pueden aparecer las cuatro estaciones, y es bien cierto. Lo mismo te hace bastante calor, que hace frio, y que se te pone a llover un rato, aunque la lluvia no llega a molestar para nada y en ciertos momentos se agradece.

* No me ha gustado que Londres en general es una ciudad demasiado cara, empezando por el transporte público y el alojamiento, y acabando por las zonas de ocio y los pubs, dónde cada pinta de cerveza cuesta la friolera de 5,50 €!!! Aunque reconozco que las he pagado muy agusto.

* No es una ciudad para ir de mochilero, ya que prácticamente hay que pagar por todo.

Y con todo explicado, y con música de fondo de Morrisey, nos vamos para Londres!!!


DÍA 1.- BARCELONA - LONDRES

Apenas dos meses después de haber vuelto de mi viaje por Indonesia, ya necesito volver a escaparme fuera de casa y volver a oxigenarme. Después de haber estado trabajando y con mi equipaje a punto, pongo rumbo al aeropuerto en coche, dónde lo dejaré en el parking 3 días.

Mi vuelo hacia Londres sale a las 21:35h con la compañía Easyjet, compañía que sin ser gran cosa la prefiero mil veces más que Ryanair. Almenos son puntuales, como siempre que he viajado con ellos, y no se ponen nada pesados con el tema de equipajes. A pesar de la crisis, uno vez más el vuelo va lleno, pero dos vuelos que salían antes para Londres hacia otros aeropuertos, también iban a tope.

A las 23:15h hora británica, aterrizo en el aeropuerto londinense de Gatwick, pasé el Control de Inmigración y enseguida ya estaba fuera del aeropuerto. La siguiente parada fue coger el tren Gatwick Express, situado en la planta baja del aeropuerto, y dónde ya tenía mi ticket comprado a través de su página Gatwick Express, cuyo importe es de 17,50 libras.

Me alegro de haberlo comprado por la web, porque aparte de ser un poco más barato es más cómodo, ya que las taquillas y las máquinas expendedoras de billetes estaban atestadas a esas hora de la noche de gente intentando comprar su billete de tren. Yo cuando llegué a la estación el tren de las 23:38h ya estaba a punto de partir y me dio tiempo cogerlo, aunque el vagón de clase económica estaba lleno, me fui al de primera clase que estaba totalmente vacio, y nunca llegó a pasar el revisor.

El trayecto dura unos 30 minutos y te deja en la inmensa estación central de Victoria, una de las más importantes de Londres, y después de salir por una salida que no tocaba y liarme un poco, un amable inglés me indicó por dónde salir y en 20 minutos ya estaba en mi alojamiento haciendo el check in.

Eran ya las 01:00h de la noche y mañana había que madrugar para reencontrarme con mis amigos.

DÍA 2.- LONDRES

Apenas he dormido mucho esta noche, la habitación no es que sea muy cómoda y encima he estado oyendo a toda la gente que iba llegando de fiesta y no saben lo que significa la palabra educación. A las 6:30h ya estoy arriba y después de una ducha, a las 07:30h bajo a desayunar, dónde me recibe Micaela, una chica rumana que habla un perfecto español y que es muy amable.

El desayuno se compone de un zumo de naranja, 2 torradas de pan acompañado de jamón dulce y queso. Vamos, un desayuno súper pobre, pero ellos deben pensar que por el precio de la habitación no se puede pedir mucho más.

A las 08:00 pongo rumbo hacia la estación de Victoria, dónde lo primero que hago es comprar la Travelcard de 1 día, ya que la de 3 días no estaba disponible. La Travelcard de 24h cuesta 7,30 libras y al ser fin de semana, no hay restrinción de horarios.

Cojo el metro línea azul y me dirijo a la siguiente parada, Pimlico, dónde después de 10 minutos intento localizar el hotel Blade, consigo llegar y reencontrarme con mis amigos Francis, Mónica, Carlos y Raquel, que habían viajado el día antes y que estaban esperándome para comenzar a enseñarles la increíble ciudad de Londres.

Al ser sábado, la primera visita será el mercado de Portobello y Notting Hill, así que cogemos en Pimlico la línea azul de metro hasta Oxford Circus, y en ésta haremos transbordo a la línea roja hasta la parada Notting Hill Gate.



Al salir de la estación se camina 300 metros y ya te encuentras en el famoso mercado, dónde se rodó la comedia del mismo nombre protagonizada por Julia Roberts y Hugh Grant. El mercado es interesante visitarlo a primera hora, ya que a partir de las 11h de la mañana se pone a rebosar de gente. Es un mercado de antigüedades y de comida, no es mi favorito ni mucho menos pero para dar un paseo y hacer una visita rápida está bien.









En cuánto empezaron a llegar las masas de turistas, aprovechamos para comprar los típicos souvenirs de viajes y los detallitos para la familia, y nos fuimos otra vez hacia el metro, dónde la siguiente parada sería Green Park y St. James Park, para recorrer el parque hasta llegar al Palacio de Buckingham Palace, sede de la realeza británica.

Cogimos el metro en Notting Hill Gate hasta Oxford Circus, línea roja, e hicimos trasbordo a la línea azul hasta la parada St. James Park, dónde recorrimos el parque a pie detrás de las ardillas haciendo tiempo hasta llegar al Buckingham Palace, dónde estaban realizando el Cambio de Guardia y que finalizó en cuánto llegamos nosotros, y así pudimos aprovechar que la gente ya se iba para poder acercarnos al palacio, dónde ondeaba la Unión Jack (bandera británica), que significa que la Reina Isabel II se encuentra dentro del palacio.

















Después de ver el final del desfile del Cambio de Guardia y acercarnos al Palacio de Buckingham, nuestra siguiente parada era ir a Piccadilly Circus y buscar un lugar para comer, así que podíamos volver por The Mall o por St. James Park, y finalmenten optamos por esta última.







Después de atravesar St. James Park salimos por Oxford Street, dónde fuimos paseando hasta Piccadilly Circus mientras nos íbamos parando en las tiendas dónde más nos gustaban. Hicimos una parada en Fortnum & Mason, aunque la verdad es que los precios eran más que prohibitivos.

Seguimos bajando por Regent Street en busca de un Mc Donald's que habían visto los chicos el día anterior, hasta que acabamos en Trafalgar Square y el Mc Donald's estaba petadísimo de gente, miramos otras opciones pero todas estaban llenas de gente, hasta que finalmente volvimos a Piccadilly Circus y nos apuntamos a un Pizza Hut, dónde 15 minutos después nos hicieron entrar y pudimos empezar a comer. Al día siguiente aprenderíamos a no ir a comer a la hora que van todos los ingleses.

Finalmente comimos barra libre de ensaladas y una pizza por cabeza, y pagamos 12 libras por persona, con bebida incluida. Mientras comíamos empezó a diluviar en Londres, pero duró escasamente 10 minutos, y es que ya sabemos como es el tiempo en Londres.





Después de comer pusimos rumbo al hotel de los chicos en Pimlico, para dejar las bolsas con las compras, y después nos fuimos al Museo de Historia Natural, dónde hicimos trasbordo en Victoria para enlazar con la línea verde hasta South Kensington, dónde se encuentra el museo.

La entrada es gratuita y los fines de semana cierran a las 17:50h. Personalmente, si os gusta la historia y los animales, os recomiendo muchísimo el museo, y es que la colección de dinosaurios que alberga el museo es impresionante, y lo disfrutan tanto los grandes como los más pequeños de la casa.




Estuvimos visitando el museo hasta las 17:30h de la tarde, poco antes de que empezaran a cerrar, y lo peor fue volver a coger el metro, ya que en ese momento estaba abarrotado de gente. Decidimos ya que estabamos cerca, hacer una visita express a los almacenes Harrod's, dónde bajamos en la parada Knightsbridge y a 200 metros se encuentran los grandes almacenes, aunque antes pudimos descubrir el concesionario oficial de Mc Laren, con una réplica del monoplaza del británico Jason Button y del mexicano Checo Pérez.



Finalmente entramos en Harrod's, lo poco que pudimos ver era todo muy selecto y demasiado caro, y no estaba al alcance de nuestros bolsillos. Nuestra idea era visitar los lavabos de Harrod's, por aquello del lujo y porque ponían a disposición de los clientes fragancias para perfumarse.

Nos costó un poco encontrar los dichosos baños y finalmente los utilizamos, están bien pero tampoco es para tanto. El baño de los chicos disponía de perfumes (tuve que sufrir la mala puntería de alguno) pero en de las chicas no habían, cosa que me pareció muy extraño.





En cuánto salimos de Harrod's volvimos a coger el metro hasta London Bridge, haciendo trasbordo en Westminster, ya que durante el fin de semana la línea negra de metro (Northern) esta cerrada por obras. El motivo de ir hasta London Bridge es porque habíamos quedado con Iván, un chico de Barcelona que vive y trabaja en Londres, que organiza tours por Londres súper interesantes.

Su página web es Londres Españoles y nosotros hicimos el tour "Sangre y Fantasmas en la City".

Quedamos con Ivan a las 19:30h de la tarde, y después de esperar un poquito a que llegaran otras personas, finalmente nos juntamos 10 personas para realizar el tour.

No voy a revelar el contenido del tour, solamente puedo decir que estuvimos visitando lugares de la City dónde nunca había estado en mis anteriores viajes, con unas explicaciones por parte de Iván súper amenas y divertidas, dónde nos explicó histórias desde el reinado de Enrique VIII hasta los misteriosos asesinatos de Jack el Estripador por la zona de White Chapel, dónde nos acercó a los lugares más emblemáticos y dónde transcurrieron todas las escenas.

Una visita de aproximadamente 3 horas que se nos pasaron demasiado rápidas y muy entretenidas, y que recomiendo a todo el mundo que visite Londres que pueda hacer almenos un tour con Iván, porque aparte de ser gratuitos (se paga la voluntad) no os arrepentiréis en absoluto. Nosotros disfrutamos como enanos y si hubiéramos tenido más tiempo seguramente hubiéramos repetido otro tour.







Sobre las 23:30h cogimos de nuevo el metro en Aldgate, en la zona de White Chapel, hasta la estación de King's Cross, dónde hicimos trasbordo a la línea azul hasta Victoria y Pimlico, dónde me despedí de mis amigos hasta el día siguiente.

Desde Victoria aún me quedaban 10 minutos caminado hasta mi B&B, y después un cuarto piso sin ascensor, llegando exhausto y sin sentirme los pies.

Ducha reparadora aprovechando que la gente estaba durmiendo o de fiesta, y sin ganas de cenar me metí en la cama con un dolor de pies terrible, y es que hoy habíamos andado muchísimo, desde las 08:00h de la mañana que salí del hotel hasta las 00:30h de la noche sin parar, eso si que es aprovechar el tiempo.

DÍA 3.- LONDRES

Esta noche estaba tan cansado que he podido descansar algo, ni siquiera escuché llegar a los que estaban de fiesta. Bajé a desayunar otro desayuno tan pobre e idéntico al del día anterior, y a las 08:00 salí del B&B en busca de mis amigos en su hotel de Pimlico, dónde me compré otra Travelcard para el día, que me costó 7,30 libras.

Una vez reunidos todos otra vez, decidimos que la primera visita del día sería al mercado de Candem, dónde cogimos la línea azul de metro en Pimlico hasta llegar a King's Cross, dónde haríamos trasbordo a la línea negra (Northern) que nos llevaría a la parada de Candem Town.

Pero igual que nos pasó el día anterior nos la encontramos cortada por obras, y tuvimos que salir a la calle y coger el primer autobús que pasara por Candem. Una vez que llegamos, aprovechamos que todavía era pronto y no había mucha gente para poder visitar el mercado y sus puestos con calma.




















Estuvimos un buen rato visitando el mercado aunque no llegamos a comprar nada, y después volvimos a coger el autobús hasta Bloomsbury para poder visitar el fantástico Museo Británico de Londres (British Museum), uno de mis favoritos de todo el mundo, dónde hicimos una visita express de unas 2 horas para visitar sobretodo la parte egipcia, ya que Francis y Mónica són unos auténticos fans del arte egipcio y unos grandes entendidos en la materia, sobretodo mi amigo Francis, que todo lo que esté relacionado con Egipto es una enciclopedia andante.








Cuando salimos fuimos en busca de un lugar para comer y conocimos a Laia, una amiga de Raquel que está trabajando en Londres desde hace unos meses y que nos acompañó el resto del día mientras nos explicaba sus experiencias en tierras británicas. 

Finalmente para no complicarnos y para no tener los mismos problemas que el día anterior, acabamos comiendo en un Mc Donald's que había en Bloomsbury y cerquita del metro de Tottenham Court Road, dónde aproveché para hacerme una foto con un simpático Bobby (policía londinense) y pasar por delante del musical de Queen, que tuve la suerte de poder ver en mi último viaje a Londres en Haymarket.



Cuando terminamos de comer cogimos el metro hasta Bank y nos dirigimos a Monument, dónde ya lo visitamos el día anterior en el tour con Iván, pero esta vez los chicos querían subir los 312 escalones que tiene el monumento y que te gratifica con unas vistas impresionantes.

Después seguimos caminando hasta la Torre de Londres, nuestra intención era entrar a que los chicos la visitaran, pero aún teniendo los tickets de descuentos de Days Out Guide y al no tener ellos la travelcard con el símbolo de la National Rail, el precio de la entrada era de 21,50 libras por personas, así que decidieron no entrar y aprovechar el tiempo para visitar otras cosas, y aprovechar para hacernos las típicas fotos con la Tower Bridge de fondo. 

Recordad que si quereis beneficiaros del 2x1 de los tickets, deberéis comprar la travelcard en las estaciones importantes dónde salgan imprimidos el logotipo de la National Rail, si lo compráis en estaciones secundarias, no os aceptarán la promoción cuando vayáis a comprar las entradas para visitar el monumento en cuestión.






Después de visitar la zona de la Torre de Londres, fuimos a visitar la St. Paul's Cathedral, lugar emblemático entre otras cosas, porque aquí se casaron los Príncipes de Gales, Carlos y Diana. No llegamos a entrar porque eran más de las 17h de la tarde y ya estaba cerrado, pero lo pudimos visitar por fuera. 

Después cruzamos el Puente del Milenio (Millenium Bridge) hacia el otro lado del Támesis, hasta llegar al famoso teatro Shakespeare Globe, dónde aprovechamos para descansar un poco de tanto tute y tomarnos unas pintas en el famoso pub The Anchor.








Os recuerdo para los que visiteis cualquier pub en una ciudad británica o irlandesa, que los camareros nunca vendrán a servirte a tu mesa. El protocolo consiste en ir tú a la barra, decirle a la camarera tu número de mesa, pides la bebida, la pagas al momento y te la llevas. En caso de pedir la comida, es todo igual pero una vez que pagas, ellos te llevan la comida a tu mesa. A la hora de pedir la bebida, lo más común es pedir una pinta de cerveza. 

Hay varios tipos, si quieres una pinta de cerveza negra, tipo Guiness, se pide como "Toast beer" o simplemente "a stout". Si quieres una pinta de cerveza normal, deberás pedir una "lager pint", y si la quieres más pequeña, deberás pedir una "lager half pint". Y sobretodo, no olvidéis brindar con los amigos y por los buenos momentos... "cheers"!!

Después de acabarnos las pintas nuestra intención era cenar allí mismo unos famosos fish & chips, eran las 20h de la tarde y cuando fuimos a la barra a hacer el pedido, la camarera muy amablemente nos dijo que la cocina ya estaba cerrada y que no nos podían servir la cena!!

Salimos del pub y justamente enfrente había un restaurante que había leído recomendado, que son la cadena NANDO'S, así que decidimos probar para no andar buscando a esas horas dónde cenar. La verdad es que estuvo bastante bien y no salió muy caro, aproximadamente 12 libras por persona.

Después de cenar salimos a dar un paseo otra vez y viendo el atardecer por Londres, volvimos a cruzar el Millenium Bridge pero esta vez sin tanta gente, contemplando el edificio más alto de toda Europa, the Shard, y cogimos el metro en St. Paul hasta Westminster, dónde queríamos ver el Big Ben y la Abadía toda iluminada de noche, ya que los chicos todavía no la habían visto de noche y al día siguiente por la mañana bien pronto ya se volvían para Barcelona.











Eran ya las 23:00h de la noche y teníamos los pies molidos, así que enfilamos hasta la parada de metro de Westminster, nos despedimos de Laia que tenía que volver a su casa, y cogimos el metro hasta Pimlico, dónde acompañé a mis amigos hasta el hotel y me despedí de ellos, ya que su vuelo sale a primera hora de la mañana y el mio sale a las 17h de la tarde, así que todavía me quedaba una mañana para aprovechar de la ciudad. Con gran pena me despedí de ellos hasta muy pronto y espero que con nuevas aventuras, y me cogí el metro hasta Victoria. 

De allí 10 minutos caminando hasta mi B&B, subí los 4 pisos sin ascensor y mis pies dijeron basta por hoy! Las fuerzas justas para una reparadora ducha y a dormir que son las 01:00h, y mañana quiero aprovechar la mañana.

DÍA 4.- LONDRES - BARCELONA

Hoy el día empieza muy pronto, a las 09:00h ya estoy desayunado, con el equipaje preparado y haciendo el check out. Dejo mi equipaje en el store room del hotel y me clavan 1 libra por dejarlo, cosa que me jode bastante porque es la primera vez que me pasa que me cobren por dejar unas horas mi equipaje a buen recaudo. Salgo del B&B y lo primero que tengo que hacer es pararme al Tesco de la estación de Victoria a comprarme alguna cosa para cumplimentar mi desayuno, ya que el del B&B es demasiado pobre y repetitivo.

Compro la Travelcard Off-Peak (para utilizar a partir de las 09:30h) y mi primera visita va a ser dónde finalicé el día anterior, a Westminster, pero esta vez para contemplarlo de día. De todos mis viajes a Londres no puedo irme sin éste último recuerdo. 















Después de estar un rato paseando y haciendo fotos, mi siguiente parada fue para el Soho, Piccadilly Circus, Leicester Square y Covent Garden, aunque por desgracia éste último estaba muy vacio y sin ambiente, acostumbrado a visitarlo siempre abarrotado y con músicos callejeros.










Ya que estaba por la zona de Leicester, aproveché para entrar en Cool Britannia y acabar de hacer unas últimas compras para unos compromisos que tenía, y aproveché para seguir caminando hasta Trafalgar Square, una de las plazas más bonitas que conozco. 

Aunque mi idea era hacer una visita express a la National Gallery, finalmente tuve que prescindir de ello por falta de tiempo.










Finalmente vi que iba justo de tiempo y que no podía pararme todo lo que me hubiera gustado, así que enfilé Whitehall Street para abajo, hice una visita rápida a la Horse Guard y a Downing Street, residencia del primer ministro británico David Cameron, y empecé a despedirme de los highlights de la ciudad que tantas alegrías me ha dado durante tantos años.










Cogí otra vez el metro en Westminster hasta Victoria, fui caminando hasta mi B&B, recogí mi equipaje que tenía en consigna y me fui cagando leches otra vez hasta Victoria, dónde cogí el metro hacia Liverpool Street, haciendo trasbordo en Oxford Circus. Una vez en Liverpool Street, compré mi ticket de tren hacia el aeropuerto de Southern con la compañía Greater Anglia, que tiene tren aproximadamente cada 30 minutos y salen desde el andén número 8. 

De todas formas, mejor que consultéis horarios a través de su web. El importe del ticket fueron 14,50 libras. El trayecto dura aproximadamente 40 minutos y por el camino vas viendo pueblos pequeños ingleses, y sobretodo solamente salir de Londres, se puede observar el anillo olímpico con el estadio en primera imagen.

Solamente llegar al pequeño aeropuerto de Southern, simplemente es cruzar una pequeña pasarela y ya te deja en la terminal de salidas del aeropuerto, dónde opera la compañía Easyjet.

Después de fumarme un cigarro antes d entrar en la terminal y pasar los engorrosos controles de seguridad, por fin a las 15:30h ya estaba esperando mi vuelo y confiado en poder comer en algún lugar del aeropuerto, pero mi sorpresa fue que el aeropuerto no dispone de restaurantes ni de zona de dutty free, solamente dos tiendas pequeñas que parecen más a un quiosco de revistas que a una zona de dutty free.

A las 16:30h ya estábamos embarcando puntualmente y a las 16:55h pusimos rumbo a mi querida Barcelona, llegando a las 20h sin ningún retraso.

Han sido prácticamente 72h en tierras británicas pero pienso que muy bien aprovechadas, y sobretodo con la promesa cumplida a mi amiga Mónica de que algún día le iba a enseñar Londres, y así ha sido.

Este viaje me ha servido para hacer un paréntesi en mi rutina diaria y sobretodo para coger muchas fuerzas para afrontar un verano muy duro laboralmente, aunque en septiembre empezaremos otra nueva aventura en otro destino que hace tiempo que tengo muchas ganas de ir.

Animaros a hacer una escapadita a Londres aprovechando la cercanía con nuestro país, que estoy seguro que no os va a decepcionar y vais a disfrutar tanto como yo cuando la visito!!

Estoy seguro que nos veremos más veces, Londres!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario