22 de marzo de 2014

PRAGA



Praga, capital de la República Checa y conocida como "La ciudad de las 100 torres", es una de las ciudades más bonitas y románticas que se puedan visitar en Europa.

Rica culturalmente, no solamente es la tierra del genial Franz Kafka, y la ciudad alberga decenas de rincones maravillosos y es un destino perfecto para pasar un gran fin de semana.


FICHA TÉCNICA DEL VIAJE

FECHA: Diciembre 2.009

DÍAS: 3

DOCUMENTACIÓN NECESARIA

DNI

Pasaporte con mínimo 6 meses de validez, aunque para ciudadanos de la Unión Europea no hace falta y con el DNI ya es suficiente.

OTROS DATOS DE INTERÉS

IDIOMA: Se habla el checo, aunque al ser una ciudad tan turística, muchas personas hablan inglés.

MONEDA: La moneda es la Korona Checa (CZK). 1 € = 27 CZK, aproximadamente.

TARJETAS: Se acepta el pago con tarjetas en cualquier lugar. No hay problemas para sacar dinero en cajeros automáticos.

GUIA DE VIAJE: Como siempre será la Lonely Planet, en éste caso la de Praga.

TELEFONO: Hay cobertura de teléfono en todo el pais, pero conviene tener contratado el roaming. Lo mejor para llamadas cortas es llamar desde tu propio teléfono móvil.

INTERNET: Prácticamente en cualquier lugar hay ciber-cafés para conectarse y en la mayoría de alojamientos disponen de wifi gratuito.

SEGURIDAD: País 100% seguro, aunque siempre hay que ir con precaución, con sentido común y exponerse a posibles carteristas en las zonas más turísticas.

VACUNAS: No hay ninguna vacuna obligatoria.

ELECTRICIDAD: El voltaje es de 230 V y no hace falta adaptador para los enchufes.

DIFERENCIA HORARIA: Mismo horario respecto a España.

RELIGIÓN: Diferentes religiones, aunque la mitad de los checos declaran no practicar ninguna.

PRESUPUESTO DEL VIAJE

DESGLOSE DEL PRESUPUESTO                                  IMPORTE

VUELO Bcn - Praga con Swiss Air                                                 120,00 €

ALOJAMIENTO                                                                        75,00 €

TICKETS                                                                                                           20,00 €

OTROS (COMIDAS, COMPRAS, GASTOS PERSONALES,..)                 85,00 €

Total Presupuesto por Persona                                  300,00 €

EL ITINERARIO DEL VIAJE

Mapa de Praga

TRANSPORTE


ALOJAMIENTO



























Hotel Ibis Old Town: Situado en pleno centro de Praga, en la Avenida Nâ Poricí, y como la mayoría de hoteles de la cadena Ibis, con una calidad/precio muy buena y un hotel muy cómodo y recomendable para una corta visita a la ciudad. La habitación es amplia, con cuarto de baño privado y destaca por su ubicación, a dos minutos caminando de la Stare Mesto (Ciudad Vieja).

Reservé directamente a través de su página web Hotel Ibis con bastante antelación y el precio fue de 50 € por noche, habitación doble aunque sin desayuno.

Hotel muy recomendable y si tuviera que volver a Praga, volvería a ser mi primera opción de alojamiento.

LO MEJOR DEL VIAJE

* Sin duda, la belleza de la ciudad y su ambiente bohemio, cargado de história.

* Al ser una ciudad pequeña, la cercanía de los monumentos históricos, eso hace que uno pueda recorrer los puntos más importantes de la ciudad prácticamente caminando o en transporte público, aunque eso no evita que acabes destrozado de tanto andar.

* Al no tener el €uro y fuera de las zonas más turísticas, se puede comer y beber bastante bien de precio.

* Visitar cualquier cervecería dónde elaboran sus propias cervezas artesanas y es que hay que recordar que los Checos son los mayores consumidores de cerveza del mundo.

LO PEOR DEL VIAJE


* El frio que nos encontramos durante nuestra visita, y es que viajar en el mes de diciembre es muy bonito y más acompañado de mercados navideños, pero el frio no te lo quita nadie.

* La cantidad de carteristas que hay en las zonas turísticas y en las grandes aglomeraciones, esto hace que tengas que estar pendiente en todo momento de todas tus pertenencias personales.

Y con esta pequeña introducción, hacemos una escapa a la bonita ciudad de Praga!!



DÍA 1.- BARCELONA - PRAGA

Después de un año viajero bastante bueno, visitando Bélgica, Nueva York y la Costa Oeste de USA, me reservé un día de vacaciones para hacer una última escapada antes de finalizar el año. En Junio empecé a mirar vuelos para un destino en diciembre con la premisa de poder visitar algún mercado navideño, y después de mucho mirar, finalmente nos decidimos por una escapada a Praga, ciudad que tenía muchas ganas de visitar y con la que pude encontrar un vuelo decente para esas épocas del año.

Finalmente volamos el día 5 de diciembre con Swiss Air, personalmente la mejor compañía áerea europea y con la que quedé muy satisfecho el año anterior en mi visita a India. Partimos de Barcelona a las 09:45h y tras una breve escala en Zúrich, llegamos a Praga a las 12:30h.

Una vez llegamos al aeropuerto y recogido nuestro equipaje, hay diferentes alternativas para llegar al centro de la ciudad en transporte público. Lo más común es coger los diferentes autobuses (100, 119, 179, 225 o el Express) que te dejan en una estación de metro y de allí coges el metro hacia tu alojamiento. Nosotros no quisimos perder tanto tiempo porque no disponíamos de mucho y fuimos a lo fácil, y desde casa reservé el transfer desde el aeropuerto al hotel y viceversa a través de la web Prague Transfers, en total fueron 30 € ida y vuelta a pagar entre todos, más cómodo y sin la molestia de arrastrar el equipaje, aunque no es la forma más económica de llegar a la ciudad.

Una vez nos dejó el transfer en la puerta de nuestro hotel y acordamos la hora de recogida para 3 días después, hicimos el check in en el hotel, dejamos el equipaje y nos fuimos a recorrer la ciudad.

Desgraciadamente en esta época del año anochece muy pronto, sobre las 16:30h de la tarde, así que hoy no lo vamos a tomar con calma y simplemente visitaremos la zona vieja, conocida como Stare Mesto. Lo primero que haremos es cambiar algo de moneda y hacernos con nuestras primeras Koronas.

Recomiendo cambiar por la calle Jalovcovâ, concretamente en la calle Krapova, a escasos metros de la Plaza de la Ciudad Vieja, ya que no cobran comisión y el cambio es más favorable que en otras casas de cambio.


Ahora si, con nuestras primeras Koronas, nos disponemos a empezar a visitar la pequeña ciudad de Praga, y empezamos por la Staré Mêsto o Ciudad Vieja y todos sus puestecillos navideños.






Sin darnos cuenta ya se nos ha hecho de noche y eso que no son ni las 17h de la tarde, así que seguimos visitando la Plaza atestada de turistas mientras buscamos un lugar dónde podamos cenar, ya que aquí se cena muy pronto y corres el riesgo que a partir de las 20:00h no te den de cenar en ningún sitio, aunque siempre quedarán las cadenas de comida rápida.








Finalmente cenamos en una pizzería bastante apañada en la misma Plaza, y después de cenar fuimos paseando hacia el Puerto de Carlos (que dejaríamos la visita para el día siguiente con calma), entramos en una cervecería situada en la Marianske Namesti, dónde va toda la gente local a tomarse sus cervezas. 

La mayoría de personas que visitan Praga suelen ir a la Cervecería U-Fleku, la más turística de todas y dónde van los circuitos organizados, pero si te metes en cualquier otra cervecería normal como hicimos nosotros, la experiencia es gratificante, y encontrarás muchos estudiantes y gente obrera. Eso si, si cuando acabéis de tomar cervezas no quereis más, teneis que poner la mano o algo encima de la jarra de cerveza, porque si no lo haceis, a la que el camarero pase y vea tu jarra medio vacía, sin decirte nada se la va a llevar y te va a traer otra llena. 

Con lo cómodo que estábamos en el pequeño lugar, acabamos bebiéndonos tres jarras por cabeza y nos costó menos de 1€ al cambio por persona!! Aquí con 1 € apenas tienes para una caña!!



Después de salir de la cervecería y con el puntillo encima, nos fuimos paseando para el hotel que no estaba mucho más de cinco minutos caminando. Hacia mucho frio y eran las 22h de la noche y apenas se veía un alma por la calle, así que decidimos recogernos y aprovechar para visitar la ciudad a fondo con la luz del día.

DÍA 2.- PRAGA

Después de un merecido descanso en nuestro cómodo hotel, nos disponemos a empezar un día intenso explorando la ciudad. Hace bastante frio pero se puede soportar. Nos encaminamos de nuevo hacia la Namesti Republiki, y de seguida estamos de nuevo en la Stare Mesto.

Buscamos un sitio para desayunar y acabamos encontrando uno muy cerca de dónde cambiamos las koronas el día anterior. Nos gustó tanto que este fue nuestro lugar oficial para desayunar cada día, ya que por menos de 3 € puedes desayunar bastante bien y en abundancia.



Ahora si, con el estómago lleno y calentito, nos ponemos a visitar la ciudad. La primera visita será la Stare Mesto sin la aglomeración de gente del día anterior y con la tranquilidad de estar los puestecitos navideños cerrados, y pasando por el Ayuntamiento de la ciudad.





Cogimos la bonita calle Celetnâ dirección al Puente Carlos, y pasamos por la Prâsná Brána o Torre del Polvorín, del siglo XI y de estilo gótico. Su estructura es inconfundible y la verás cada vez que pases por la Ciudad Vieja.






Por fin llegamos a uno de los lugares más populares de Praga, el Puente Carlos o al Karluv Most, famoso puente de piedra con esculturas de 30 santos a lado y lado del puente, y que había un tramo que estaba en obras, y si le sumamos la cantidad de turistas que ya había a esas horas, a veces se hace difícil caminar sin tropezar con alguien.

También destaca la cantidad de puestos de souvenirs que hay, así como caricaturistas y buscavidas. Mucha atención a los carteristas en esta zona!!


















Se dice que por las noches, cuando el puente está solitario, los Santos se levantan y hablan entre ellos... yo por si acaso no quise comprobarlo y preferí dedicar ese tiempo en tomar cervezas. Las vistas desde el puente son impresionantes, lástima del frio y la fina lluvia que era un poco molesta.

Una vez cruzamos el puente, nos dirigimos en un corto paseo hacia la Malostranské námêstí, y por una calle comercial cercana, Nerudova, llena de tiendas varias de souvenirs, dónde aprovechamos para comprar nuestros ya obligados imanes para la nevera, mucho más barato que en otras zonas turísticas de la ciudad.

Cuando volvimos a bajar a la plaza, quisimos coger el tranvía para visitar la Prasky Hrad o Castillo de Praga. Al no ver máquinas expendedoras de tickets y pensando que se podría pagar dentro al revisor, una chica muy amable me informó que los tickets del transporte público se compran en los kioscos o estancos, y como no veíamos ninguno en la plaza, me indicó una pequeña tienda de comestibles dónde también se venden.

Finalmente lo compramos por 28 CZK cada uno, y en cuánto pasó el tranvía número 22, nos subimos para arriba. Supongo que habrá más tranvías que te lleven a la zona, pero a nosotros la joven praguesa nos recomendó que cogiéramos el 22.




Una vez nos bajamos en la parada de delante del Castillo, lo primero que vemos en la puerta son dos soldados franqueando y vigilando el Castillo. Desconozco el horario del cambio de guardia, pero cuando llegamos nosotros estaban a punto de hacer el cambio de guardia de las 12h.




Cuando finalizó (que no os perdeis nada si no lo veis), entramos al Castillo y había un patio con una cola enorme de gente esperando para comprar los tickets. Conocimos a otra pareja de catalanes que al igual que nosotros, también estaban visitando la ciudad y estuvimos charlando un rato.

Cuando llegó nuestro turno, y al ver que había diferentes opciones para comprar la entrada, nos decidimos por la entrada más corta y el permiso para sacar fotografías (y yo que pensaba que estas cosas solamente pasaban en Asia), y la broma nos salió por 250 CZK por persona.

Junto con el ticket, te "regalan" un plano del Castillo de Praga, que a groso modo vendría a ser algo asi:

Parte del Castillo - Vista Norte


Parte del Castillo - Vista Sur

Una vez dentro del recinto y con nuestro plano en mano, lo primero que nos encontramos es la Catedral de San Vito, de estilo gótica. Personalmente, es más bonita por su cara sur.










Intentamos entrar dentro de la Catedral, pero con tanta gente y tanto turista es imposible dar un paso y hacer alguna foto en condiciones, así que hicimos una visita rápida y nos fuimos para fuera.

De haberlo sabido, tendríamos que haber visitado el Castillo bien pronto después de desayunar y haber dejado otras visitas para más tarde, y no visitarlo a la misma hora que todo el mundo y con todos los autobuses de turistas. Así que os recomiendo que lo visiteis a primera hora de la mañana.








Después de visitar los alrededores, llegamos a la Avenida Dorada, una pequeña calle con casitas diminutas de colores que fueron construidas en el siglo XVI para los guardianes del Castillo, pero que se hicieron famosas porque aquí residían artistas y escritores pobres de la época, y en 1.916 y 1.917, vivió en el número 22 el genial Franz Kafka.





Ya iba siendo hora de buscar un sitio para comer, pero como quedaba alguna cosa por ver del Castillo, decidimos comer dentro del recinto del Castillo, dónde hay varios restaurantes turísticos. A los que fuimos estaban todos llenos de turistas, así que después de ver varios, nos apuntamos en lista a uno que tenía buena pinta y tenía un menú del día por 200 CZK (no llegaba a 10 €), así que para estar en el sitio que estaba, nos pareció un precio muy razonable. Como nos dieron hora para 40 minutos después, fuimos a tomarnos una cervecita y fumarnos un cigarro a otro local cercano, y volvimos un rato después.

Cuando entramos, el restaurante todavía seguía lleno pero almenos teníamos ya mesa, eran cerca de las 15h y los guiris suelen comer entre las 12:30h y las 14:00h. El menú se componía de un primer plato a elegir entre ensalada y sopa, un segundo a escoger entre varios platos, un pequeño postre y para beber había agua o vino, ya que la cerveza tenía suplemento. Finalmente nos decidimos por la sopa que entraba muy bien con esas temperauras, un segundo a escoger, el postre y una botella de vino para los dos, que nos bebimos sin dejar ni gota y nos quitamos el frio de golpe!!

Al salir, cerca de las 16:00h, muchos turistas ya se iban lo que nos permitió poder visitar el Castillo más tranquilos y sobretodo, visitar de nuevo la Catedral de San Vito por dentro tranquilamente.















Después de las visitas más importantes y antes de abandonar el recinto, observamos el precioso paisaje de la ciudad de Praga desde aquí, lástima que el tiempo no acompañaba mucho pero se comportó.










Finalmente dimos por acabada la visita al Castillo y al salir decidimos bajar andando sin necesidad de coger el tranvía. Finalmente llegamos de nuevo a la Malostranské námêstí, dimos otra vuelta por Nerudova y bajamos de nuevo hacia el Puente Carlos, pero sin cruzarlo ya que al inicio del puente hay unas escaleras que te lleva hacia Kampa, una pequeña isla situada en medio del rio Moldava, y dónde tiene unas esculturas y unas vistas privilegiadas de la ciudad.









Después de visitar la Kampa de noche, que volveríamos a visitar al día siguiente de día, nos fuimos hacia el otro lado del Puente Carlos, más concretamente a la calle U Luzickeho Seminare, dónde se encuentra la calle más estrecha del mundo y nos hacia ilusión fotografiar. La calle no tiene nada del otro mundo y va a desembocar a un restaurante privado, pero es curiosa de visitar.



Aprovechando la cercanía, visitamos el museo de Franz Kafka e hicimos un alto en el camino para reposar los pies y tomarnos una cerveza en una cervecería muy bonita, Malostranská Pivnice.




Después seguimos visitando la encantadora ciudad, y al lado teníamos la Piss, que representa a dos hombres de bronce orinando sobre el mapa de la República Checa, obra del polémico artista David Cerny, y que incluso se puede enviar un sms para que "orinen" tu mensaje.... nosotros no lo hicimos y me pareció una auténtica frikada! Pero para gustos... los colores!!

Volvimos a cruzar el Puente Carlos y nos fuimos dirección a nuestro hotel, cambiando la ruta del día anterior y visitando algunas cosas por el camino.





Antes de llegar al hotel y como no teníamos mucha hambre, compramos un poco de fruta y nos la comimos en nuestro hotel, dando por finalizado este intenso día de visitas.

DÍA 3.- PRAGA

Hoy es nuestro último día entero en Praga y queremos aprovecharlo para ver las visitas más importantes de la ciudad. Después de desayunar en el mismo lugar del día anterior, teníamos claro que nuestra primera visita del día tenía que ser al Cementerio Judío de Praga, en el barrio de Josefov.



El Barrio Judío de Praga lo teníamos a escasos metros de dónde nos encontramos, así que lo pudimos encontrar sin ningún problema.

Una vez que llegamos, compramos la entrada para visitar el Cementerio Judío y las Sinagogas, ya que no se pueden comprar las entradas para visitar solamente el cementerio. El precio fue de 480 CZK, no es muy barato pero la visita es muy interesante.


















La entrada al recinto debe ir acompañada obligatoriamente por la kipá para los hombres. Una vez visitado el cementerio, vistamos la Sinagoga Española, justo enfrente al monumento a Franz Kafka.





Con la visita a la Sinagoga Española, dimos por concluido la zona del Barrio Judio. Nos dirigimos de nuevo a la Stare Mesto y visitamos otro de los highlights de la ciudad de Praga, que es el Reloj Astronómico, atestado de turistas y que descartamos subir arriba porque las colas eran muy grandes.

Aprovechamos que se aproximaba la hora de comer para tomarnos una cerveza tranquilamente y buscar un lugar económico para comer.















Después de comer volvimos a cruzar el Puente Carlos sin rumbo fijo, seguía abarrotada de turistas y aprovechamos el buen tiempo para sacer buenas fotos, volver a visitar la Kampa con curiosas esculturas de David Cerny, hacer una breve visita al Lennonova Zed o Muro de Lennon en la zona de Malá Strana y hacer fotos nocturnas de la ciudad desde una playita cercana.


















Volvimos a cruzar el Puente Carlos ya por última vez, ya que mañana no volveremos a pasar por aquí y nos dedicaremos a relajarnos un rato hasta que llegue la hora de partir hacia el aeropuerto.

El camino de vuelta  lo hicimos pasando por Havelská, una zona dónde hay pequeñas tiendas de souvenirs y un mercadillo de frutas y hortalizas. Entramos en alguna tienda curiosa y finalmente nos compramos el souvenir más bonito de todo el viaje, una marioneta de madera.







Después de realizar las últimas compras, nos fuimos a una bonita cafetería cercana a tomarnos un café y un trozo de tarta, mientras sopesamos la opción de asistir a ver una función de marionetas en el Teatro Negro de Praga.

Después de valorar las diferentes opciones y ver los precios tan inflados de las funciones para turistas, rechazamos la idea y volvimos a la Stare Mesto a darnos una última vuelta por los mercadillos navideños mientras buscábamos un lugar para cenar.

Finalmente decidimos cenar en uno de los puestecitos que había en la misma plaza, dónde hacían hot dogs y parrillas de carne calentitas, baratas y acompañadas de una buena cerveza.








Después de cenar y dar una última vuelta, fuimos camino del hotel, hacia mucho frio y ya era tarde, mañana nos tocará despedirnos de esta bonita ciudad y volver para casa.

DÍA 4.- PRAGA - BCN

Nuestras últimas horas en Praga. Dejamos listos nuestros equipajes y realizamos el check out en el hotel. Hemos quedado con nuestro transfer que pasará a recogernos a las 12:00h en la puerta del hotel.

Nos vamos a desayunar por última vez en el mismo lugar de siempre, y nos vamos a dar una última vuelta por las pequeñas calles empredradas de la Stare Mesto y empezamos a despedirnos de la ciudad.












Volvimos a deshacer por última vez nuestro camino, nos paramos a comprar el último recuerdo de la ciudad en forma de caja de bombones y como nos queda algo de tiempo, entramos en el centro comercial Palladium que tenemos al lado del hotel y agotamos los últimos instantes del viaje.

De vuelta al hotel, recogemos el equipaje y llega nuestro transfer, despediendonos de la bonita ciudad de Praga camino al aeropuerto, dónde llegamos veinte minutos más tarde.

Nos hubiera gustado disponer de un día más de viaje para poder visitar Terezin o Kutná Hora, pero el objetivo del viaje era escaparnos unos días de nuestra rutina laboral y relajarnos sin marcarnos un planning definido y recargar pilas para el resto de días que nos quedaba hasta finalizar el año, y estamos seguro que lo hemos conseguido.

Una vez en el aeropuerto, nuestro vuelo con Swiss ha salido puntualmente a las 14:30h y después de una breve escala de una hora en Zúrich, hemos llegado sin problemas a Barcelona, ahora tocaba recoger el coche y volver para casa... y lo más importante, empezar a soñar y preparar un nuevo destino para dentro de 4 meses, que se convertiría en el mejor viaje de mi vida... Japón!!

Hasta siempre Praga!!

8 comentarios:

  1. Hola!! tu site está muy bueno, me encantaria afiliarlo en mis sitios webs de turismo, por mi parte te pediría un enlace hacia mi web de paquetes turisticos y asi beneficiarnos ambos con mas visitas.

    Si estas de acuerdo no dudes en escribirme
    Exitos con tu sitio web.
    karivelezs@gmail.com

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tus informaciones, iremos pronto a Praga. Tu pagina, fotos comentarios son muy útiles ya que es la primera vez que viajamos a Praga y gracias de nuevo.
    Un saludo, Khaled.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Khaled,

      Muchas gracias por tu comentario y me alegro que mi información pueda ayudarte para planificar tu viaje a Praga, una ciudad que te gustará mucho.

      Si tienes cualquier duda o puedo ayudarte en algo, no dudes en preguntarme.

      Saludos!

      Eliminar
  3. Hola Oscar.
    El viaje que hicimos fue fantástico, de verdad gracias por tu aportación.
    En mayo pasaremos 5 días en Roma (solo Roma)me gustaría tener tu opinión, es nuestro primer viaje a esta impresionante ciudad.
    Si tienes una ruta de 5 días sería genial. Muchas gracias . Un saludo y hasta pronto.
    Khaled. Me encanta tu pagina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Khaled!!

      Muchas gracias por tus palabras y me alegro que tu viaje a Praga haya sido maravilloso y que mi pequeño granito de arena te sirviera para tu viaje.

      Respecto a Roma, puedes mirar en la pestaña de Italia mi último viaje que realicé el año pasado dónde tengo una ruta de 3 días, pero se puede alargar tranquilamente a 5 días porque yo no visité ningún museo porque ya los había visitado en mis anteriores dos visitas a la ciudad. Roma es una ciudad maravillosa y uno nunca se aburre porque hay muchas cosas por visitar y descubrir, así que te recomiendo calzado cómodo para caminar todo el día y perderte por todos los rincones de la ciudad, una ciudad que enamora y que uno nunca se cansa de volver.

      Si tienes cualquier duda a la hora de organizarlo no dudes en ponerte en contacto conmigo, será un placer poder ayudarte.

      Saludos!

      Eliminar
    2. Muchas gracias.
      Eres genial, lo miraré detenidamente pronto te escribo y te cuento.
      Seguimos en contacto.
      Un abrazo.
      Khaled

      Eliminar
    3. Hola de nuevo, volvimos de Roma(para mi, mi primer viaje).
      Fue fantástico pero muy corto, hicimos el recorrido obligado y el Barrio del Trastevere.
      Nos ha encantado y por supuesto volveremos.
      Me acordé de lo que comentaste de la calles y aceras de adoquinadas... una verdadera tortura.
      Lo pasamos muy bien, tuvimos suerte con el tiempo y pienso que el mes de mayo es ideal.
      Gracias por tus orientaciones y consejos.
      Un saludo.
      Khaled

      Eliminar
    4. Hola Khaled!

      No sabes lo que me alegro que te haya gustado tanto Roma y que te fueran tan bien mis consejos, Italia en general es un país que no decepciona a nadie y bien vale unas cuantas visitas al país.

      Lo de las calles adoquinadas son muy bonitas pero una tortura a todos los que visitamos la ciudad a pie, ya que uno acaba muy cansado al cabo del día.

      Ahora a descansar y a pensar en el siguiente viaje, que seguro que será maravilloso.

      Un saludo!!

      Eliminar